domingo, 9 de noviembre de 2008

A destiempo y contramarea




Si algún día osara a escribir el libro de mi vida, tendría que llevar este título A destiempo y contramarea.


Mi intención era haber hecho este pequeño homenaje a las personas a las que quisimos tanto y ya no están, en el día de Difuntos, pero más vale tarde...









Entre nubes de sal y arena,

la magia de existir,

un cuerpo,

una quimera.
MJLF

2 comentarios:

winagres dijo...

(¿tan a destiempo como este comentario...?)

me alegra comprobar que gozamos de buena salud literaria o blogaria...

besos (te sigo...)

mariajo dijo...

Buenas, anoche le preguntaba al hermano M. si conservarías alguna grabación de nuestros pinitos teatreros,qué lejos quedan en el tiempo y qué cerca en la memoria y en el corazón. Un beso desde el túnel.